zoologia.net.

zoologia.net.

Comportamiento alimentario de las esponjas

Comportamiento alimentario de las esponjas

Introducción

Las esponjas son organismos invertebrados pertenecientes al filo Porifera, y se caracterizan por su capacidad de filtrar grandes cantidades de agua para obtener nutrientes y oxígeno. A pesar de ser un grupo de animales bastante simple, han evolucionado una amplia variedad de estrategias de alimentación que les permiten sobrevivir en diferentes entornos y condiciones.

Tipos de esponjas según su alimentación

Existen varios tipos de esponjas que se diferencian por su modo de alimentación, algunos de los principales son:

  • Esponjas filtradoras:

    Este tipo de esponjas es el más común. Poseen una capa externa porosa y están atravesadas por canales internos que les permiten filtrar el agua, de manera que retienen las partículas alimenticias que se encuentran suspendidas en ella. Una vez que las partículas son capturadas, son transportadas por los canales hasta la cavidad central, donde se lleva a cabo la digestión.

  • Esponjas saprófagas:

    Este tipo de esponjas se alimentan de materia orgánica muerta que se encuentra en el fondo del mar. Para ello, su superficie es carnosa y suave, lo que les permite adherirse fácilmente a las superficies de los objetos y absorber los nutrientes mediante sus células.

  • Esponjas carnívoras:

    Este tipo de esponjas se alimentan de pequeños crustáceos, como camarones y cangrejos, así como de otros organismos que se encuentran flotando cerca de su cuerpo. Para ello, cuentan con estructuras especializadas, como tentáculos y células urticantes, que les permiten capturar a sus presas.

Comportamiento alimentario de las esponjas filtradoras

Las esponjas filtradoras son las más comunes, y su método de alimentación se basa en el filtrado de agua. Estos animales poseen una variedad de estructuras que les permiten realizar esta tarea de manera efectiva. Por ejemplo, algunos tipos de esponjas poseen un esqueleto interno de espículas que les da forma y les brinda soporte, mientras que otros carecen de esqueleto y tienen una textura blanda y flexible.

Además, las esponjas filtradoras pueden tener diferentes formas, desde esféricas hasta tubulares y arborescentes. Aunque todas trabajan en el mismo principio de alimentación, cada una ha evolucionado para adaptarse a las condiciones específicas de su entorno.

Las esponjas utilizan un sistema de bombeo continuo para obtener el alimento. Algunas bombearán grandes cantidades de agua a través de sus cuerpos durante períodos prolongados, mientras que otras pueden bombear pequeñas cantidades durante períodos más cortos. Sin embargo, todas las esponjas tienen un sistema de bombeo interno que dirige el agua dentro y fuera de su cuerpo.

El agua entra en la esponja por pequeños orificios llamados poros inhalantes, que se encuentran en la superficie de la esponja. Luego, el agua se dirige hacia el sistema de canales internos, donde las partículas alimenticias son capturadas por células especializadas llamadas coanocitos.

Los coanocitos son células con forma de copa que tienen una cola similar a un látigo. Mientras el agua pasa a través de los canales internos, los coanocitos abrazan y capturan las partículas alimenticias con sus latigazos. Luego, las partículas son trasladadas hacia la cavidad central de la esponja, donde se lleva a cabo la digestión.

Finalmente, el agua que ha sido filtrada sale de la esponja por un grupo de aberturas llamadas ósculos. La cantidad de agua que una esponja es capaz de filtrar depende de su tamaño y de la fuerza del flujo de agua a su alrededor, así como de la densidad y tamaño de las partículas alimenticias en suspensión.

Interacción con otros organismos

A pesar de que las esponjas son animales sedentarios, no son inmunes a la interacción con otros organismos. En algunos casos, la relación que establecen es simbiótica, mientras que en otros casos se trata de depredadores o parásitos.

Por ejemplo, algunas especies de camarones limpiadores establecen una relación simbiótica con las esponjas. Estos camarones se alimentan de las algas y otros materiales que crecen en la superficie de la esponja y, a cambio, mantienen la esponja limpia y libre de materia orgánica muerta.

Otra especie que se asocia con las esponjas son los crustáceos pulga de mar. Estos pequeños crustáceos se alimentan de las partículas y detritos que la esponja no es capaz de retener durante el proceso de filtrado. Al mismo tiempo, las esponjas obtienen protección contra posibles depredadores gracias a la presencia de estos crustáceos a su alrededor.

Por otro lado, algunos peces depredadores, como el pez payaso, utilizan las esponjas como refugio y lugar de cría. Estos peces depositan sus huevos debajo de la esponja, donde quedan protegidos de otros depredadores.

Conclusión

En resumen, las esponjas son animales fascinantes que han evolucionado diferentes estrategias de alimentación para sobrevivir en diferentes entornos y condiciones. Su método de alimentación se basa en el filtrado de agua y es muy efectivo gracias a la presencia de células especializadas en su sistema de canales internos. Además, las esponjas tienen una serie de interacciones con otros organismos, que van desde relaciones simbióticas hasta depredación y parasitismo.